Masaje Perineal

Masaje Perineal

Se trata de una serie de movimientos y estiramientos suaves en la zona genital que sirven para estimular la circulación y mejorar el tono muscular. Muchas de nosotras tenemos tensiones en nuestro suelo pélvico, incluso contracturas, que van a dificultar en buen funcionamiento de la pelvis y de toda la musculatura y órganos que se encuentran en esa zona.  Este masaje te ayudará a equilibrar tu cuerpo.  No obstante, sería muy recomendable que acudieras a tu fisioterapeuta especialista en uroginecología y obstetricia para que evaluara y tratara tu suelo pélvico, a veces las tensiones o desequilibrios son tan grandes que no se quitan simplemente con el masaje.

Te recomendamos que antes de empezar, visites el siguiente post para conocer la anatomía y el funcionamiento del suelo pélvico. Además tienes consejos para mantenerlo fuerte.

Si quieres conocer más su suelo pélvico y cómo fortalecerlo, pulsa aquí

RECOMENDACIONES
  • Lo ideal es que te lo hagas tú y tu pareja para que ambos conozcáis esta zona y vayáis notando los cambios.
  • Puedes utilizar aceites naturales o farmacéuticos especiales para esta zona. Nosotras utilizamos uno natural a base de rosa de mosqueta y ácido hialurónico.
  • La frecuencia dependerá del caso. Como mínimo una vez a la semana, tu fisio te recomendará lo más adecuado para tí.

.

BENEFICIOS

Creemos que cuidar nuestro suelo pélvico es solo importante durante el embarazo o el postparto, pero no, es importante cuidarlo durante toda la vida. Por eso siempre os recomendamos que al menos una vez a la semana realicéis este masaje para mantener estirados y sin tensiones a los músculos de nuestra pelvis. Éstos son algunos de sus beneficios:

  • Mejora la circulación de la zona y la mantiene elástica y sin tensiones. Esto favorece que los órganos funcionen mejor, incluso a nivel de lubricación, sensibilidad, movilidad…
  • Te ayuda a familiarizarte con tu zona pélvica, lo que facilita la propiocepción y la ejecución del parto.
  • Reeduca tu mente, ya que aprenderás a relajarte aún sintiendo una suave tensión en el periné.
  • Reduce el riesgo de hemorroides y previene la incontinencia urinaria. Ya que se mantiene el suelo pélvico en condiciones óptimas.
  • Mejora el ritmo intestinal y el drenaje renal. 
  • Relaja el Sistema Nervioso Central. Os recuerdo que las fascias que envuelven al sistema nervioso central (meninges) se conectan directamente con nuestro suelo pélvico. Así que una tensión en éste puede provocar tensiones en la musculatura y viceversa, una disfunción en la pélvis pueden acarrear problemas del Sistema Nervioso como falta de sueño, dolores de cabeza, mareos, falta de deseo sexual... Puede intervenir también en el sistema hormonal, ya que está vinculado con la hipófisis y las gónadas sexuales.
  • Aminora los síntomas de la Menopausia. Es fundamental tener en buenas condiciones el suelo pélvico durante la menopausia para aminorar los síntomas propios como bochornos, sequedad, disminución de la líbido….
  • Un bloqueo importante en la pelvis puede dificultar también la circulación sanguínea de las piernas.
ANTES DE EMPEZAR
  • Muy importante lavarse las manos antes de comenzar y tener las uñas bien cortadas para evitar lesiones en las mucosas de la vulva o la vagina. También puedes utilizar guantes.
  • Lo ideal es que la musculatura esté calentita antes de empezar. Una buena opción sería lavarte con agua caliente.
CÓMO REALIZAR EL MASAJE

Postura: explora tu cuerpo en las diferentes posturas, y en la que te sientas más cómoda. Si te lo vas a hacer tú misma es difícil si lo haces tumbada. Mejor sentada con cojines en la espalda o bien en el bidel.  Si te lo va a hacer tu pareja, ponte cómoda y relájate.

Debes aprender a relajarte mientras sientes una suave tensión:  Como el masaje perineal va a estirar nuestros músculos vas a notar una suave tensión, no debe de ser dolorosa. Si haces un esfuerzo por relajarte mientras recibes el masaje será una buena práctica de disociación del dolor. ¿qué quiere decir esto? Pues que nuestra mente aprenderá a estar relajada mientras tiene dolor, y así nuestro cuerpo también lo estará. Esta práctica diaria creará este hábito en tu mente y te será más fácil relajarte ante cualquier situación.

Movimientos:

*  Asterisco. Yo le llamo así porque vamos a estirar la zona tendinosa que hay entre la vagina y el ano en todas las direcciones, dibujando un asterisco. Haremos diez deslizamientos desde el centro hacia los laterales, desde el centro hacia abajo (ano), otras diez desde el centro en una diagonal y luego otras diez en la otra.

.  Punto. Justo en el centro del asterisco, donde todas esas fibras se cruzan, en el centro de la piel que hay entre vagina y ano. Pulsamos hacia dentro hasta que notamos una suave resistencia, como si hubiéramos llegado a un tope. Esperamos ahí 10 segundos y soltamos la presión lentamente. Repetimos esta secuencia 10 veces.

La carita feliz. Es un movimiento dibujando una sonrisa de un lado a otro. Se realiza introduciendo en la vagina el dedo pulgar hasta el fondo (si te lo haces tú misma) o los dedos índice-medio si te lo hace tu pareja. La finalidad es estirar los esfínteres de la musculatura circundante a la vagina.

Las manecillas del reloj. Introducimos los dos pulgares (o la pareja indices-medios) hasta el fondo, hacemos una suave tracción en las dos diagonales inferiores, es decir, si imaginamos un relojs, hacia las cinco y las siete. Lo vamos a hacer una sola vez, la finalidad es abrir al máximo el orificio de la vagina. El estiramiento va siendo progresivo durante 3 minutos. Después ir soltando poco a poco.

Bombeo vagina-ano. Introducimos los dedos en la vagina y hacemos una presión hacia el ano, como si pulsáramos un botón, y luego lo soltamos. Repetimos este movimiento 2o veces.

 

Al final puedes hacer una prueba de fuerza, esto quiere decir que puedes hacer una contracción de la vagina dejando el dedo dentro para testar la fuerza que tienes en suelo pélvico. Después se recomienda hacer una prueba de relajación, que consiste en ir soltando progresivamente la contracción e “intentar” separar las paredes de la vagina del dedo.

Un suelo pélvico en buen estado debe poder hacerlas las dos.

Masaje Perineal Especial Embarazo.

El parto es un momento decisivo para nuestras vidas y para la vida de nuestros hijos. Un parto natural, respetado y humanizado hace que nuestros hijos nazcan a su ritmo, a su forma… sintiendo como poco a poco se van separando de nosotras y nosotras sintiéndolos a ellos. Como todas sabéis, nuestro suelo pélvico puede sufrir bastante durante este momento. Es por eso que matronas y fisioterapeutas os recomendamos siempre que realicéis el masaje perineal.

Qué tienes que saber?

Muchas de nosotras tenemos tensiones en nuestro suelo pélvico, incluso contracturas, que van a dificultar la salida de nuestro bebé. Este masaje te ayudará a equilibrar la zona. No obstante, sería muy recomendable que acudieras a tu fisioterapeuta especialista en uroginecología y obstetricia para que evaluara y tratara tu suelo pélvico para así tener unas condiciones óptimas el día del nacimiento. Contamos incluso con un método EPI-NO que puede ayudarte a dilatar el canal del parto, fortalecer la musculatura y hacer el expulsivo mucho más fácil.

Es muy importante realizar el masaje para evitar episiotomías y desgarros.

Te recomendamos que visites el siguiente post para conocer la anatomía y el funcionamiento del suelo pélvico. Además tienes consejos para mantenerlo fuerte. Eso sí, en el embarazo, no se suelen utilizar dispositivos externos tales como bolas chinas, masajeadores o electroterapia intravaginal.

Si quieres conocer más su suelo pélvico y cómo fortalecerlo, pulsa aquí

BENEFICIOS ESPECÍFICOS PARA LA MUJER EMBARAZADA
  • Además de los beneficios citados anteriormente tiene muchos más durante el embarazo.
  • Menos riesgo de desgarros y episiotomías. Ya que los músculos y las paredes de la vagina están más elásticas y relajadas.
  • Recuperación postparto más rápida. Al tener menos daño muscular, nuestro cuerpo se recupera antes y podemos movernos con más normalidad, favoreciendo la regeneración y la recolocación de los tejidos en su sitio después del embarazo.
  • Reeduca tu mente, ya que aprenderás a relajarte aún sintiendo una suave tensión en el periné. Esto será muy favorable el día del parto.
  • Facilita la dilatación y el expulsivo del bebé. Todo será más fácil si tu cuerpo está en equilibrio
  • Tu pareja tomará confianza al ayudarte a trabajar esta zona. Esto también será muy favorable en el postparto.

Si tienes cualquier duda puedes dejarnos un comentario aquí abajo o bien puedes escribirnos por privado y nos pondremos en contacto contigo.

Conocerte bien a tí misma y cuidarte es el primer paso hacia una vida sana y en equilibrio.

CentroELLE - María Bascón Logroño
María Bascón Logroño
Sin comentarios

Publica un comentario