Cesárea: Cuidados de la Mamá y del Bebé

Cesárea: Cuidados de la Mamá y del Bebé

MAMÁ…

Lo ideal hubiera sido el piel con piel instantáneo. Ojalá hayas tenido la suerte de que te hayan dejado disfrutar de ese momento en tu hospital. Es muy importante. Las cosas van cambiando, ojalá que muy pronto esto sea algo normal en todos los hospitales.

Siéntete muy orgullosa, esa rayita en tu barriga es testigo del nacimiento de tu hijo/a. Hay muchas formas de dar a luz. No te castigues porfa.

Tómate tu tiempo para recuperarte, no olvides que han tenido que cortar muchas capitas musculares, fasciales y viscerales para llegar hasta tu bebé. Déjate ayudar.

No es normal que te duela la cicatriz pasados un par de meses.

Si notas mucha inflamación o un reborde muy grueso, acude a tu médico que te la revise. .

No hagas esfuerzos como coger peso excesivo en los primeros meses, necesitas reforzar bien tu faja abdominal y lumbar.

 Acude a tu fisioterapeuta de confianza. No solo podemos ayudarte a mejorar la cicatriz estéticamente, sino que se evitan adherencias, se mejora el tono muscular, se reeduca la postura y evitarás muchas lesiones y patologías futuras (hernias de disco, problemas de espalda, dolores de cabeza, mareos, problemas de suelo pélvico, disfunciones digestivas, sexuales….)

 

🚩TODAS LAS MUJERES CON CESÁREA DEBERÍAN SER REVISADAS POR UN FISIOTERAPEUTA ESPECIALISTA. ❗❗❗Lo ideal es cuanto antes, pero te podemos tratar tengas la edad que tengas. Seguro que mejoras!

Espera un par de añitos para volver a llenar tu tripita con otro chiqui. .

Masajea la cicatriz en círculos, en Z y paralelamente. Te subo un vídeo en los siguientes días. .

Masajea todo el abdomen haciendo círculos en sentido horario.

Puedes utilizar aceite puro de rosa de mosqueta o mil maravillas de amapolabio que ayudan muchísimo a regenerar la piel, además reafirma y retensa y es ideal para las estrías. .

También puede repercutir en suelopélvico aunque no haya sido parto vaginal.

 

BEBÉ…

Lleva a tu bebé a un fisio especialista, sobre todo si notas que tiene problemas de sueño, intranquilidad, dificultad al comer, gases, estreñimiento, cólico.... saber más sobre el digestivo del bebé y el estado de alerta. 

Durante el parto, los huesos del cráneo del bebé sufren una fuerte compresión, esto es algo fisiológico y natural, que debe ocurrir para la correcta salida por el canal del parto. Los huesos aún no están totalmente formados y pueden moverse con facilidad, en el parto algunos se montan encima de otros para poder pasar por la pelvis ósea de la mamá. Las meninges (fascias que envuelven a la médula y a toda la masa encefálica) además se llevan un gran estiramiento desde la coronilla para entrar en el canal del parto. Este estiramiento también es necesario para establecer un buen equilibrio fascial de todo el cuerpo del bebé, que va a pasar de «yupilandia» (el vientre materno, calentito, protector, lleno de líquido) al «mundo real» (en el que van a tener más gravedad y menos protección por parte de su madre). Esto provoca un tono base de las fascias que va a hacer de «coraza» protectora al bebé. Si esto ocurre de forma normal, todo el sistema craneal-mandibular y fascial estará en orden. Si el parto ha sido muy complicado (vuelta de cordón, expulsivos demasiado largos, kristeller, presentación de cara, rotaciones, mal posición de la cabeza, fórceps, ventosas, kiwi… ) o bien si ha sido una cesárea, no se dan estos hechos de forma correcta o quizás exista demasiada tensión en el sistema meníngeo. Las meninges se van a poner muy tensas para proteger la integridad del cerebro del bebé. Si la tensión física o emocional ha sido excesiva, a veces esa tensión se queda instaurada en el tejido fascial. ¿Qué ocurre en estos casos? Que los bebés piden muchísimo apego, quieren estar todo el día en contacto, todo el día pegaditos a nosotros, ¿por qué? Nuestra naturaleza que tan sabia es ha activado el plan B, el apego les hace sentirse protegidos y ellos pueden relajar su sistema de alerta, que es el que contrae aún más las meninges y las fascias de todo el cuerpo. Con la alerta baja, su cerebro puede dedicarse a reorganizar este sistema y disminuir las tensiones.

Lo ideal si ha ocurrido este tipo de situaciones es que consultes con tu fisio especialista.

 

SI TÚ HAS NACIDO POR CESÁREA Y YA NO ERES UN BEBÉ…

Si has nacido por cesárea tengas la edad que tengas, no te preocupes podemos ayudarte. Lo ideal sería que ajustásemos bien las tensiones meníngeas y miofasciales. Los síntomas en un adulto pueden ser intranquilidad, nerviosismo, problemas para dormir, bruxismo (apretar los dientes), dolores de cabeza, dolor de espalda, desviaciones de cadera y/o columna, problemas de suelo pélvico, alteraciones dentales… A veces se nota en lo emocional un fuerte apego con la madre hasta el punto de que se sufre mucho por ella, o bien un desapego total o independencia, como si se sintiera abandonado o no escuchado. Esto tiene que ver mucho con las primeras horas sagradas del parto, cuando separan a la mamá y al bebé no se pueden vincular de forma correcta y ambos pasan mucha ansiedad.

 

 

 

Si tienes dudas, escríbeme. Feliz día!🤩
🔎Descubre más cosas interesantes sobre tu salud en www.centroelle.com/blognews/
❤Citas y consultas 665.30.44.61
María Bascón Logroño. Fisioterapeuta col. ICPFA 3903

Sin comentarios

Publica un comentario